How to sell a company in Mexico?

Hace algunos años viví un tiempo en el extranjero y cuando regresé a México, encontré grandes cambios en mi entorno profesional y personal. Los amigos que había dejado iniciando proyectos o buscando el ámbito más adecuado para su desarrollo profesional, ahora ocupaban puestos de gerencia en sus empresas o dirigían sus propios negocios. Los que brindaban por la eterna soltería, ya vivían con sus parejas, con boda de por medio o sin ella, pero en todo caso, muy estables, y algunos hasta con hijos. Tampoco faltó recibir una que otra mala noticia, pero eso queda para la bitácora personal.

reencuentro

En fin, el mayor aprendizaje que logré de esta experiencia es que la vida es un constante cambio y no podemos esperar a que las cosas sigan tal y como las dejamos. Claro que algunos aspectos se conservan, como las buenas amistades, pero hasta la forma en que nos relacionamos con los demás se transforma, conforme nuestras vidas van evolucionando. Y, por supuesto, en el ámbito profesional y en los negocios, siempre debemos estar listos para hacer frente a las novedades.

El reencuentro que tuve hace unos meses con una gran amiga de la universidad me permitió reafirmar esta conclusión. Ella también vivió unos años fuera del país, en los Estados Unidos. Ahí conoció al que ahora es su esposo y cuando nos enteramos del compromiso, la mayoría de los amigos pensamos que se quedaría a vivir allá. Sin embargo, a su esposo, Matt, le gustó tanto México cuando lo visitó por primera vez, particularmente la ciudad de San Miguel de Allende, que ambos están considerando la posibilidad de establecerse aquí e iniciar un negocio en esa ciudad.

Cuando me reuní con mi amiga, ellos se encontraban en México para platicar con sus posibles socios y empezar a ver opciones de locales y vivienda. Pero lo que hasta el momento los detiene, es que Matt se encuentra en el complejo proceso de vender la empresa familiar. Sus padres se retiraron desde hace tiempo del negocio; los hermanos eligieron carreras distintas y no tuvieron interés por incorporarse a la compañía; y Matt, quien por un tiempo asumiera la dirección de la misma, ahora quiere probar su propia iniciativa y además, en otro país.

sell-company

El tema salió durante nuestra reunión y él me comentó que si bien está decidido a vender y cuenta con el total apoyo de sus padres, quiere dejar la compañía en buenas manos y por eso se ha demorado un poco el proceso. Por curiosidad me preguntó, “What do you have to do to sell a company in Mexico?” (¿Qué debes hacer para vender una compañía en México?).

Entonces pensé que la transacción es complicada en cualquier parte, pues lo que se pone en venta no es un simple bien o instrumento, sino un conjunto de reglas, procesos operativos y sistemas financieros, que constituyen el alma de la empresa.

Por eso, ya sea que se trate de vender toda la compañía o un paquete de acciones de la misma, conviene seguir estos pasos básicos:

  • Revisar el acta constitutiva. En ella se definen los lineamientos legales que se deben seguir para cualquier tipo de procedimiento, incluida la venta de acciones o de la propia compañía.
  • Implementar un método de valuación de empresas. Éste permite determinar el valor de las acciones y de la empresa en general.
  • Desarrollar estrategias de venta, con base en una idea clara del valor de las acciones o la empresa.
  • Consultar con un abogado mercantil o una compañía especializada. Sí, existen empresas que se dedican a vender empresas. Ellas conocen y manejan a la perfección los instrumentos legales y financieros que se deben implementar para este tipo de transacciones. Una de las más reconocidas en México es Zimma.

Como verán, en la vida no hay nada definitivo. En cualquier momento puede presentarse la oportunidad o la necesidad de hacer un cambio. Pero no hay que asumir esto con temor, sino con la actitud de aprovecharlo, para obtener lo mejor de él.

Comprar o rentar, he ahí el dilema

En otras ocasiones ya he tratado este dilema que siempre nos agobia al momento de hacer planes financieros, sobre todo si éstos son a largo plazo. Estamos acostumbrados a que nos recomienden un principio que ya he citado en otras publicaciones; a saber, comprar lo que constituye un bien duradero y que incluso aumenta su valor con el tiempo, y alquilar lo que se deprecia con el uso.

bienes-raices

Y en efecto, parece muy lógico esforzarse por adquirir aquello que puede darnos mayores beneficios en el futuro, y destinar una determinada cuota por el tiempo que sea conveniente o posible, para rentar aquello que sólo usaremos de manera temporal y que además no se traducirá en ganancias.

Pero acabo de leer un artículo en la revista Forbes, según el cual las compras de inmuebles no siempre son una inversión redituable, sobre todo si se hacen a crédito. Lo anterior debido a que el pago de una hipoteca puede consumir un porcentaje considerable de nuestras ganancias, por periodos que van desde los cinco hasta los veinte años. Ese gasto puede ser un obstáculo para invertir en otros proyectos más redituables que puedan presentarse o para hacer cambios en el ámbito de los negocios, el desarrollo profesional o el estilo de vida.

De acuerdo con la citada publicación, las siguientes son algunas situaciones en las que alquilar una vivienda puede ser una mejor opción que comprar:

  1. Cuando el pago de la hipoteca consumiría más de 30% de los ingresos mensuales

Instituciones como la Condusef recomiendan el 30% del presupuesto mensual como un monto saludable para destinar al pago de deudas. Entre ellas se pueden contar las hipotecas, los préstamos o el pago de tarjetas de crédito. Si las deudas consumen un porcentaje mayor, nuestras finanzas pueden estar en riesgo, pues además de dichos pagos debemos considerar los gastos generales, las necesidades básicas, los posibles imprevistos y el ahorro. Cuando el ingreso mensual no es suficiente para cubrir todos esos aspectos, lo mejor es ahorrar y dejar inversiones fuertes, como la compra de inmuebles, para un momento en el que se tenga mayor liquidez.

  1. Cuando no se tienen suficientes recursos para dar un buen enganche

El enganche no sólo es la cuota mínima con la que aseguramos la compra de un bien, mueble o inmueble; también es un adelanto para el pago del mismo y entre mayor sea la cantidad que podamos aportar de inicio, menores serán las cuotas periódicas y el tiempo que nos encontremos endeudados. Por ello es recomendable que el pago del enganche sea un poco más del mínimo, ya que de lo contrario podemos quedar atados a una hipoteca por años y es difícil prever como será nuestra situación financiera dentro de un par de lustros.

Ramiro Valencia

  1. Cuando existen posibilidades de cambio en el ámbito profesional o personal

El cambio es una variable que siempre puede afectar nuestros planes, incluso cuando no lo propiciamos ni queremos aceptarlo. Pero hay ocasiones en las que anticipar un cambio es más factible que en otras. Si tu empresa tiene una filial en Querétaro, por ejemplo, y te gustaría probar suerte en dicha ciudad, es más conveniente que sigas rentando departamento en la Ciudad de México, hasta ver si la mudanza se concreta. Pero, atención, tampoco te adelantes a buscar departamentos en venta en Querétaro, hasta que no hayas comprobado que es ahí donde quieres quedarte. Mientras te acoplas y descubres si el trabajo y el estilo de vida son realmente lo que quieres, busca opciones de alquiler que no te comprometan por más de un año (en algunas ciudades puedes encontrar alquileres por meses).

  1. Cuando hay dudas acerca de la plusvalía y las condiciones de la propiedad

La idea de invertir en un bien que se aprecie y pueda reportarnos beneficios futuros, no sólo implica considerar el valor de la propiedad, sino evaluar su entorno. Comprar una casa en una zona de dudosa plusvalía o que tiene muchas posibilidades de verse afectada por problemas como inseguridad, contaminación, tránsito o falta de medios de transporte, puede resultar en una pérdida económica; por más que trabajemos para mejorar la propiedad, será difícil colocarla en el mercado si el entorno en el que se encuentra no es favorable.

Con tanta información disponible, parece que el dilema sigue abierto. ¿Comprar o rentar? Podríamos decir que ambas opciones tienen sus pros y contras, según la situación. Compra si cuentas con la seguridad y los recursos para establecer compromisos a largo plazo; alquila si todavía estás en busca del lugar adecuado para residir de manera permanente o si estás generando una base de ahorros.

El negocio de la seguridad

Es una realidad triste de afrontar, pero también es una obligación asumirla y encontrar formas de superarla. Me refiero a los problemas de seguridad que actualmente viven la mayoría de los países, sobre todo en América Latina. Entre asaltos a conductores y transeúntes, robos a domicilios, secuestros y otros delitos, los organismos encargados de la seguridad no se dan abasto y los ciudadanos recurren cada vez más a empresas privadas para buscar soluciones a estos problemas.

seguridad

Aquí es donde una grave condición social se puede traducir en una oportunidad de negocios, lo cual no ha dejado de generar polémicas. Hay quienes piensan que las iniciativas privadas que se orientan al tema de la seguridad hacen que las autoridades tarden aún más en asumir sus responsabilidades o hasta podrían buscar que el problema se mantenga. No obstante, también está el punto de vista de quienes consideran a estos servicios como complementos y apoyos a las fuerzas del orden.

No pretendo analizar las distintas opiniones y mucho menos defender alguna. Dado que el tema central de esta publicación son los negocios, lo que quiero presentarles es un recuento de los productos y servicios que han surgido en relación con las preocupaciones por la seguridad. Incursionar en ellos puede ser una buena opción, tanto para desarrollar un proyecto empresarial, como para participar activamente en la creación de una ciudad donde podamos sentirnos más tranquilos.

Sistemas de videovigilancia

Este servicio, que antes sólo era requerido por bancos, edificios gubernamentales y residencias de millonarios, cada vez tiene más demanda entre los ciudadanos comunes. Ya sea el dueño de una pequeña tienda o los padres que quieren proteger a su familia están interesados en contratar equipos y dispositivos que les ayuden a proteger a sus seres queridos y a su patrimonio.

blindaje

Blindaje automotriz

Las camionetas blindadas son otro de los equipos que antes relacionábamos únicamente con las figuras públicas o las personas muy adineradas. Hoy también son requeridas por los pequeños y mediados empresarios, que ven incrementadas sus necesidades de protección en cuanto sus negocios prosperan.

Cuidado temporal de residencias

Los robos a viviendas aumentan durante las temporadas festivas y vacacionales, cuando es más probable que las casas estén solas. Muchas comunidades de vecinos se han organizado para vigilar las propiedades de quienes salen de vacaciones, pero a fin de reforzar la protección, se contratan equipos especiales de vigilancia, que operen únicamente mientras la vivienda está sola.

Escoltas privados

A sistemas de protección como el blindaje, la videovigilancia o los sistemas de alarma, se suman los servicios de escolta. Son empleados principalmente por las personas que necesitan hacer desplazamientos continuos por distintos puntos de la ciudad, así como por quienes, desafortunadamente, ya han sido víctimas de la delincuencia.

vigilancia

Instructores de defensa personal

Quienes no desean pasar todo el día seguidos por un escolta o no quieren sentirse como prisioneros, debido a los sistemas de seguridad y las alarmas, optan por soluciones que los hagan sentir protegidos al tiempo que les permiten conservar su independencia. Las estrategias de defensa personal, como las artes marciales y prácticas deportivas semejantes, se han adoptado como alternativa. Su ventaja es que constituyen una forma de acondicionamiento físico, aunque se debe ser muy prudente al momento de emplearlas.

Estos son algunos de los negocios que se han desarrollado en torno al problema de la inseguridad. Soluciones auténticas o simple oportunismo. ¿Qué opinan?

¿Comprar o no comprar? He ahí el dilema

En alguna parte, no recuerdo donde, leí que para contribuir a un manejo eficiente del dinero de una empresa “es importante rentar lo que se deprecia o que es momentáneo y comprar lo que adquiere más valor”.

Esta frase encierra una gran verdad, pues lo que menos interesa a una empresa es tener dinero invertido que no genera ganancias.

compra-renta

Imaginemos la siguiente situación. Una empresa desea que sus empleados estén adecuadamente identificados con una credencial que le permita controlar el acceso, identificarse al visitar compañías de clientes o socios, o cualquier otra situación.

Al buscar los servicios de una empresa, le dicen que la impresión de cada credencial cuesta $50 y que ellos se encargan de tomar las fotografías y digitalizar las firmas necesarias.

Si se trata de una empresa gigantesca con cientos de empleados, se podría pensar en comprar una impresora de credenciales que cuesta $4,000 MXN, bajando el costo de cada credencial a unos $25 MXN y basta con imprimir 160 credenciales para que la impresora ya se halla pagado, en relación al servicio externo.

Supongamos que la empresa tiene solamente 35 empleados, el comprar la impresora no será tan buena idea, pues si bien se tiene para imprimir cualquier credencial nueva, se tendría que recontratar varias veces a todo el personal para que la inversión tuviera sentido.

Mientras tanto, la impresora no genera ninguna ventaja para la empresa, ni económica ni operativamente hablando.

Al igual que en este caso, hay muchas otras formas en que las empresas pueden reducir el uso del dinero para obtener ventajas como empresa.

Una de las alternativas es la del arrendamiento de autos utilitarios para la empresa. Aun cuando los vehículos se asignan al personal que requiere realmente el recurso o se desea otorgar como prestación para puestos directivos, es más viable usar los esquemas de arrendamiento puro o leasing.

Al hacer uso del leasing, se tienen varias ventajas:

  • La inversión inicial para obtener el auto es mucho menor a la de un enganche de un auto nuevo.
  • Dado que existe un financiamiento diferente al bancario, las mensualidades son más bajas y se pueden hacer deducciones de impuestos más fácilmente.
  • Después de un cierto período, el vehículo se puede cambiar por uno más reciente o se puede ofrecer al usuario para adquirirlo, con un precio muy atractivo.
  • Los vehículos se deprecian muy rápidamente y los valores de rescate son muy bajos si se piensa en mantenerlos.

Por donde se le vea, las ventajas de manejar así los autos utilitarios son muchas.

Otro ejemplo puede ser la adquisición de un inmueble para ubicar las oficinas. Algunas de las ventajas que tiene el comprar en lugar de rentar son:

  • Se tienen costos fijos, pues no se depende de una renta que puede subir en función de factores que están fuera del control de la empresa.
  • Se pueden realizar deducciones de gastos, impuestos sobre la propiedad y se pueden solicitar préstamos hipotecarios con facilidad.
  • Cuando se tiene espacio adicional al requerido para futuras expansiones de la empresa, es posible rentar espacios de oficina ofreciendo ingresos adicionales.
  • Da seguridad financiera el contar con un bien del que se puede disponer para apalancar diversas situaciones.

Esta alternativa ofrece polémica, pues los costos iniciales suelen ser considerables y depende mucho de la proyección que se desea para la empresa.

Así como estos, hay muchos mecanismo que ayudan a las empresas, todo es cuestión de investigar y asesorarte adecuadamente antes de dar el gran paso.

Toma uno, Toma dos, Todos ponen o Toma todo

Hay quienes han aprendido a lo largo de la vida que planear para el futuro sirve, sobre todo en cuanto a tener un respaldo financiero para el momento del retiro.

Nuestro país desafortunadamente deshecha a la gente de cierta edad del mercado laboral, desperdiciando mucha experiencia a cambio de restringir lo más posible los salarios de la gente y contratando a gente joven que hace el trabajo por un ingreso menor.

Evidentemente eso tiene sus consecuencias y las vivimos a diario como país.

Planear para el futuro significa contar con algún dinero invertido en propiedades, objetos que se pueden comercializar a precios respetables, que puedan brindar a su propietario liquidez en un momento dado.

departamentos-chiluca

Los conocedores de este tema apuntan hacia dos mundos diferentes cuando se trata de hacer inversiones de mediano y largo plazo: Bienes Raíces o el Mercado Bursátil.

Cada una de estas alternativas tiene sus pros y sus contras, que comentaré a continuación.

La compra de Bienes Raíces es una alternativa que no requiere de grandes conocimientos técnicos, sin embargo es necesario saber algunas cosas acerca de los inmuebles en que se va a invertir.

Viviendo en la Ciudad de México, es tentador desear alguna propiedad en zonas de alta plusvalía, como Polanco, la Condesa, Del Valle, solamente que estas zonas tienen alta demanda y si partimos del principio de que una inversión en Bienes Raíces trata de seguir la filosofía de comprar y vender cuando valga más, entonces la inversión puede ser muy alta en estas zonas.

Existen colonias como San Pedro de los Pinos, Anáhuac y Nochebuena que por su ubicación se perfilan como buenas alternativas sin precios tan altos, ofreciendo la posibilidad de adquirir inmuebles para remodelar y vender.

Otra de las opciones es voltear a la periferia de la Ciudad, esto es, al Estado de México, en donde se han ido desarrollando zonas que se han privilegiado por estar próximas a la Ciudad de México y a centros de negocios o parques industriales.

Esto nos lleva a que es posible encontrar departamentos de lujo en Chiluca, en la zona de Atizapán o casas en Metepec, cerca de Toluca.

Se requiere un poco de investigación y sentido común para tener una compra exitosa.

La segunda opción que se tiene para invertir es en Casa de Bolsa, quienes ofrecen la facilidad de invertir en la Bolsa de Valores.

invertir-bolsa

Esta opción requiere de un conocimiento más técnico acerca de lo que son los mercados que se manejan en la bolsa y decidir la forma en que se invertirá.

Es necesario definir la forma en que se invertirá: a Renta Fija o a Alto Riesgo.

La Renta Fija lo que hace es que ofrece un rendimiento asegurado, que está por encima de las tasas bancarias (cosa que no es difícil) y que en fechas recientes son tasas de 13% o 14%.

Por el otro lado, la inversión a Alto Riesgo es una montaña rusa, puedes multiplicar tu inversión varias veces de forma repentina o también lo puedes perder todo en un instante.

Aun cuando las transacciones se deben hacer a través de un Corredor de Bolsa, que puede opinar y asesorar, las decisiones las toma el inversionista.

Algo que se debe tener en mente y que se comentaba al inicio es que estas formas se orientan a asegurar el futuro, no arriesgarlo en un volado.

De cualquier forma, si se cuenta con un capital significativo, es cosa de pensar un poco y aventarse.

Del amor y otros desastres

Mi hija es el principal vínculo que tengo con el mundo actual, por lo menos en lo que se refiere a música, cine, televisión y moda. Gracias a ella conocí las principales plataformas de streaming (gracias a ella entendí bien lo que es el streaming) y uno de nuestros rituales favoritos de fin de semana es preparar una botana casera y sentarnos a ver lo nuevo de Netflix.

Ahora estamos enganchados a Love, una serie creada por Judd Apatow, Lesley Arfin y Paul Rust, que sin demasiadas cursilerías y con mucho bueno humor nos da una interpretación de este enigmático sentimiento. El pasado fin de semana llegamos hasta el quinto episodio, el cual nos hizo reír mucho, por cierto. Mickey, la protagonista, intenta unir a su compañera de apartamento con su nuevo mejor amigo, Gus, y al hacerlo crea una combinación por demás extraña y sin muchas esperanzas de futuro.

love

Los malos augurios ensombrecen el camino de la fugaz pareja desde el comienzo; el restaurante que Gus reservó para la cena tiene más de cincuenta críticas negativas en Yelp! No obstante, Mickey le dice a Gus que no se preocupe; tal vez se trata de un solo cliente, muy enojado, que se pasó el día creando cuentas de correo para inundar la red con sus resentimientos. “Yo hice algo así con una tintorería que me arruinó una excelente prenda”, asegura la chica.

Esta cómica posibilidad me llevó a pensar en algo que cae más dentro de mi ámbito: el manejo de la reputación de las empresas en las redes sociales. Como señalara Gus, es poco probable que un comensal inconforme llegue los extremos que señala Mickey y más difícil aún que internet lo permita. Pero lo cierto es que la opinión de los clientes acerca de un producto o servicio puede impulsar o arruinar un negocio. Y ahora, con la velocidad a la que se difunde la información en las redes sociales, los efectos de este tipo de publicidad se dejan sentir en minutos.

Es cierto que los comentarios no siempre son los más atinados ni fieles a los hechos. Los sitios de e-commerce, como cyber puerta, son muy vulnerables a las reseñas de clientes enfadados, que a veces exageran las circunstancias o consecuencias de un pedido retrasado. El problema es que, sean justas o no, estas críticas siembran la duda entre los consumidores y crean una mala reputación a partir de un error que cualquiera pudo haber cometido, o de una circunstancia que estuvo fuera del control de la empresa.

Pero reconocer los errores y aceptar las críticas es un paso indispensable para corregir lo que salió mal. Además, tomar una actitud receptiva y proactiva hacia los comentarios desfavorables puede cambiar el juego a nuestro favor y convertir un atentado contra la reputación en algo que la mejore.

Los expertos en redes sociales recomiendan seguir estos pasos básicos para controlar una crisis:

redes-sociales

  • Reconocer el error. En la era en la que todo se sabe, ocultar la cabeza como avestruz no funciona.
  • Informar cuanto antes. Una vez que se comprenda la situación, hay que explicarla. Esto puede contener las avalanchas de malos entendidos.
  • Explicar con claridad. Nada de tecnicismos que puedan confundir más.
  • Actuar en el lugar donde se originó la crisis. Si las críticas aparecieron en Facebook, por ejemplo, hay que responderlas ahí mismo. Trasladarse a otras plataformas sólo consigue extender el problema.
  • Aprender de los errores. Si la catástrofe ya ocurrió, que al menos sirva para generar análisis y nuevas formas de operar.

Con estas estrategias y el talento de un buen equipo de social media, manejar la reputación de una empresa es un reto superable. Ojalá que así de sencillo fuera con el amor.

La revolución de la impresión digital

El diseño de interiores es un fino arte que ha sido menospreciado en nuestro país. Al menos a mí me ha tocado escuchar que se les considera como aficionados y no como una profesión que requiere estar altamente calificada.

Esta actividad tiene por objetivo hacer que los espacios en que uno vive o trabaja, sean estéticos y funcionales para lograr un mayor bienestar y eficiencia en toda actividad que se desarrolle ahí.

Los diseñadores de interiores deben tener conocimientos acerca de estructuras, estar actualizados en nuevos materiales usados para el equipamiento y recubrimiento de los interiores de una construcción.

diseno-interiores

Todo esto exige un profundo conocimiento de la historia y cultura del lugar en que va a trabajar el futuro diseñador de interiores.

También deben conocer las tendencias que se van dando en el mundo para hacer propuestas interesantes a sus clientes.

Hace tiempo, una amiga que es diseñadora de interiores me mostró un portafolio con fotografías de casa en que ha creado decoraciones y la forma en que mezclan los materiales y diversas técnicas.

En esa ocasión me comentó que prácticamente todo lo que se puede imprimir en papel, se puede hacer en tela, a propósito de unas oficinas que decoró usando telas estampadas combinadas con unos paneles que tenían impresión en aluminio.

La combinación de los materiales era extremadamente agradable, muy cálida y llena de brillo. La diferencia la hacía la impresión digital.

La cantidad de materiales disponibles hoy en día es sorprendentemente variada y según supe en esa ocasión, mucho del trabajo que usan los diseñadores está disponible para el público en general a precios muy accesibles.

Investigando un poco más, me encontré que si se tiene una fotografía en alta resolución como la de las cámaras digitales o fotografías que se encuentren en Facebook o en Instagram, se pueden imprimir sin espera.

impresion-aluminio

Existen formatos de distintos tamaños, con o sin efectos adicionales y se puede elegir el material en que se va a imprimir.

En relación a los materiales, los que me parecieron interesantes son la impresión en aluminio y la impresión en lienzos, pues la apariencia resultante luce mucho.

Mi amiga me comentó también que ahora el trabajo del diseñador de interiores es muy diferente a lo que fue en el pasado.

La dependencia que existía hace algunas décadas con los impresores, maquiladores de estampados y especialistas en distinta e inclusive para algunos trabajos ya no existe esa dependencia.

Me citaba un trabajo en el que antes se requería de mandar a elaborar la tinta con el color preciso, acudir a un impresor o ser lo suficientemente audaz para aventarse a hacer los marcos de serigrafía separando los diseños por color y finalmente, hacer el trabajo final.

Hoy en día, la impresión digital ha revolucionado el mundo del diseño pues ya no hay límites en cuanto al material en que se imprime ni el tamaño, pues se pueden crear grandes lonas de vinilo.

Otro de los productos que también se han renovado, son los objetos publicitarios tales como plumas, llaveros, tazas, termos, blocks de notas, post-it, carpetas y cuanto se nos pueda ocurrir es parte de esa parafernalia de la impresión digital.

Consejos para aprovechar un curso en línea

En estos días se puede hacer todo, o casi todo, en línea; desde planear viajes por el mundo con sólo unos cuantos clics, hasta tomar clases de inglés online. Esto es fascinante, porque tenemos acceso a todo tipo de información, actividades y servicios, desde cualquier lugar y en poco tiempo.

Los cursos en línea, por ejemplo, son una gran oportunidad para las personas que desean continuar con su formación en distintos ámbitos, pero que no pueden asistir a un curso tradicional, en el que sea necesario ir a una escuela o academia y estar presente en un aula, a determinadas horas. Para los profesionistas, emprendedores, dueños de negocios, estudiantes universitarios, amas de casa y, en general, para todos los que necesitan aprovechar su tiempo al máximo, las clases por internet son una gran ventaja, que incluso ha permitido a muchas personas obtener un grado académico o certificarse en una especialidad.

Ahora bien, desempeñarse con éxito en estos cursos no es tan sencillo como se podría pensar. Muchas personas se benefician de la disciplina y constancia que imponen los cursos estandarizados y cuando tienen la libertad de elegir los horarios y el tiempo que dedicarán a estudiar, pueden caer fácilmente en el hábito de procrastinar.

Pero esto no tiene por qué suceder. Hay medidas que pueden seguirse para no postergar las tareas y aprovechar al máximo la oportunidad de estudiar en línea. Te comparto algunas prácticas que me han funcionado:

curso-online

  1. Comprueba que tengas tiempo suficiente para el estudio

Los cursos en línea nos ahorran el tiempo de traslados, así como la necesidad de ajustar nuestras agendas a un horario determinado; pero lo que no pueden hacer es sacar tiempo libre de la nada. Un profesor de alemán me decía que para hacer progresos auténticos en el aprendizaje del idioma debía dedicarle por lo menos seis horas a la semana; un tiempo semejante, o incluso mayor, puede aplicarse para el estudio de otras lenguas o disciplinas. Si tu día está realmente saturado de actividades y no puedes dedicar un tiempo razonable al estudio, a menos que optes por dejar de dormir (lo que obviamente no te recomiendo), mejor deja el proyecto para cuando te liberes un poco.

  1. Establece horarios y trata de cumplirlos

Pero, ¿qué no se trataba de librarse de los horarios? Bueno, más bien se trata de tener flexibilidad. En vez de cumplir con los horarios que tiene la escuela, los cursos en línea nos dan la oportunidad de fijar nuestros propios horarios, en función del tiempo libre que tengamos. Por ejemplo, si tus ratos libres son entre las 9 y las 11 de la noche –un horario muy difícil de encontrar en una escuela de cualquier tipo– y continúas con energías a esas horas, establécelas como tu tiempo de estudio, por lo menos tres días a la semana. La flexibilidad también implica que puedes saltarte alguna clase en caso necesario, pero trata de que esto no se vuelva un hábito.

  1. Fíjate objetivos

Haz el propósito de estudiar un tema por semana, de aprender cierto número de palabras nuevas cada día o de leer un capítulo de tu libro de estudios. La mayoría de los cursos están estructurados conforme a objetivos semejantes, por tanto, lo único que tienes que hacer es fijarte un plazo adecuado para lograrlos.

  1. Trabaja en equipo

Aunque puedes hacer el curso online desde la comodidad de tu hogar, o en cualquier lugar donde puedas trabajar y concentrarte, no tienes que estar solo en el proceso de aprendizaje. Este tipo de cursos cuentan con asesores en línea, quienes resuelven tus dudas y pueden darte sugerencias para estudiar. También hay foros, en los que puedes intercambiar ideas y soluciones con otros estudiantes. Sentirte acompañado por otros compañeros, así como por los asesores, te mantendrá motivado y te ayudará a cumplir tu propósito.

curso-online3

Las nuevas empresas

Las oficinas de gobierno y las empresas privadas solían ser los lugares que proveían de todo a los empleados, incluso de las cosas que eran prestaciones o servicios que permitían que la empresa funcionara y que no eran parte del giro de la empresa.

En todas las empresas había un número significativo de secretarias y personal de mensajería e intendencia.

Todos ellos colaboraban para que el negocio funcionara. Algunas oficinas de gran magnitud tenían comedores, como una facilidad para que los empleados no dedicaran tanto tiempo al salir a comer, cuidando de que no se enfermaran y propiciaban un tiempo de convivencia entre el personal.

Hoy todo ha cambiado, pues las empresas han eliminado gradualmente a todas esas áreas que proporcionaban servicios y que no eran parte del giro mismo de la empresa.

Por ejemplo, una empresa que se dedicara a hacer televisiones, se dedica a fabricarlas, a probarlas y venderlas a sus distribuidores.

La empresa no es especialista en aseo de oficinas o en preparar alimentos, por los que en caso de querer ofrecer esas facilidades a sus empleados, se contrata una empresa que sí lo sea.

limpieza-oficinas

Estas empresas se denominan “proveedores de outsourcing” y ofrecen servicios especializados de distintos giros.

Hay empresas que se dedican a realizar el aseo de las instalaciones, que en ocasiones puede ser más complicado de lo que parece. El aseo de una oficina de publicidad no es tan complicado como puede ser un hospital, en que los desechos pueden representar un riesgo para la salud.

En el caso de los servicios de comedores, hay cafés y restaurantes que llegan a ofrecer servicio de catering o de comidas completas, de acuerdo a la dinámica de las empresas.

catering

El caso más curioso es el del outsourcing de Recursos Humanos, que es un servicio que se contrata para que busque candidatos en los puestos que tiene la empresa, facilitando el proceso de selección.

Recientemente, este servicio ha crecido para convertirse en empresas “pagadoras”. Estas empresas, además de buscar candidatos, los contrata para que laboren en la empresa cliente, esto es que la pagadora asigna a sus empleados a que hagan trabajo en otras empresas.

Para la empresa que consigue a su personal a través de una pagadora, esto representa liberarse de obligaciones fiscales y laborales al tratar con los empleados.

La crítica por parte de los empleados es que al ser remunerados de esta forma, se pueden perder prestaciones como la antigüedad, vacaciones o acceso a paquetes de compensación atractivos.

En el peor de los casos, son contratados bajo esquemas de salarios asimilados, en donde no tienen siquiera la categoría de empleados y están completamente a merced de las decisiones empresariales.

Por otro lado, las empresas recurren a estos esquemas para evitar la complejidad de las obligaciones fiscales y en ese sentido, las entidades gubernamentales no han progresado en absoluto.

Sin embargo, no todo son noticias adversas, debido a que cada vez hay más gente que labora emprendiendo su propia empresa o trabajando por cuenta propia, en un afán de evitar esquemas que le imposibiliten un crecimiento a mediano corto o plazo.

Lo importante es no conformarse y buscar alternativas que abran otras puertas, tales como un emprendimiento tipo outsourcing. Tú, ¿qué opinas?

Empresas nacionales que trascienden fronteras

Hay de sillas a sillas, de confortables hasta las que sientes que no te podrás sentar nuevamente, desde lujosas hasta las menos agraciadas.

Con cierto relleno, hasta las metálicas que son frías y duras. En fin, contamos con una gran variedad de sillas plegables que, para muchos negocios y actividades sociales nos han sacado de problemas.

Las sillas plegables en nuestros hogares nos han permitido recibir a mucha gente y ofrecerles un lugar para sentarse cuando en condiciones normales solo contamos con las sillas del comedor y posiblemente con alguna silla adicional para el estudio.

mobiliario-plegable

De ahí en fuera, generalmente recurrimos a los servicios que prestan los negocios dedicados a la renta de sillas y mesas, que tuvieron a bien crearse no hace mucho tiempo.

Algunos emprendedores visionarios lograron ver este mercado donde era necesario cubrir este tipo de necesidades. Gracias a esto, ahora podemos tener acceso a sillas plegables para poder rentarlas.

El concepto de la silla plegable se llevó a las butacas, que bien encontramos en el cine, un auditorio, los estadios, en fin. En lugares donde las audiencias son grandes y es necesario acomodarlas en este tipo de asientos para que logren apreciar el espectáculo.

Este par de nichos dio como origen la creación de empresas que se dedican a su elaboración y venta, como lo es Mobiliario.net.

Esta es una empresa 100% mexicana que se dedica desde hace algunas décadas a la fabricación de diversos tipos de butacas y sillas entre otros productos y dentro de su surtido capta a diversos tipos de mercado.

En esta empresa, bien podemos encontrar sillas y butacas cómodas, confortables, personalizadas y especialmente diseñadas para satisfacer los requerimientos de sus diversos clientes.

Si visitas su sitio en Mobiliario.net podrás tener la oportunidad de ver su trabajo y notarás que no sólo tienen una gran variedad de mobiliario sino que, al ver el resultado del trabajo ya sea en un auditorio, estadio o arena, se aprecia la calidad y la personalización de los productos.

Dentro de sus clientes podemos enlistar a varios, como por ejemplo:

  • Estadios como el Azteca, Corregidor de Querétaro, Nemesio Diez, Hidalgo, UANL, Azul Grana, Benito Juárez, Victoria,
  • Teatros como el Cavey Theatre, Frank Theatre, Teatro Metropolitan, Teatro San Benito.
  • Auditorios como el de Telmex y el Centro cultural Siglo XXI.
  • O diversos escenarios como cines, el Palenque Chihuahua, las arenas del Cibao y Monterrey
  • Centro de Usos Múltiples en Cd. Obregón.

mobiliarionet

Su trabajo no solo se limita a las diversas zonas de la República Mexicana, gracias a la calidad de su trabajo han conseguido traspasar las fronteras, llegando a países como: Perú, Chile, Venezuela, República dominicana, Estados Unidos, Argentina, Brasil, El Salvador, Honduras, Puerto Rico, Costa Rica.

Llegando incluso a cruzar los océanos para llegar a Rusia, Dubai, Finlandia, Inglaterra, Aruba, Irlanda y Kuwait, entre otros muchos más.

Como notarás, esta es una empresa que sabe lo que hace y logra transmitirlo a sus productos, los cuales tienen una calidad de exportación.

Así que si estás en busca de sillas plegables, butacas u otro tipo de mobiliario que se enlista en sus productos, no dudes en contactarlos para platicar sobre tus necesidades.